Anuncios
NOTICIAS

Dejó una grabadora durante su operación; grabó horribles comentarios de los médicos

Si quieres saber más de la historia aquí te dejamos el video de lo ocurrido y las declaraciones de Ethel

La historia de Ethel Easter ha estado dando de qué hablar por las redes sociales luego de lo ocurrido durante su cirugía. Resulta que a joven de 45 años decidió grabar todo lo que ocurría durante su cirugía y lo que descubrió fue sorprendente.

Todo comenzó unos meses antes cuando decide acudir al médico por padecer de un fuerte dolor que ya no la dejaba hacer nada. Al examinarla su doctor, éste le dijo que sufría de una hernia hiatal y que debía ser sometida a cirugía durante de dos meses para ayudarle con su problema, sin embargo, Ethel estaba desesperada y le dijo al doctor que no podría soportar tanto tiempo.

Esto despertó la furia del doctor del hospital Lyndon B. Johnson, quien le dijo que tendría que esperar ese tiempo como todos los pacientes. Ethel se fue de la consulta y tuvo que esperar ese largo tiempo para que la pudieran operar.

Finalmente llegó el día de la cirugía pero la joven estaba muy preocupada por su vida y decidió dejar una grabadora en el lugar por si acaso no salía con vida del quirófano. Ella nunca esperó lo que descubriría.

El personal médico y de enfermeras que se supone debían cuidar de ella, se encontraban alrededor de la mesa de operación pero en lugar de actuar como profesionales durante el procedimiento, empezaron a hacer comentario despectivos sobre la joven, acerca de su físico sobretodo de algunas partes específicas de su cuerpo, por ejemplo, el sobrepeso de Ethel.

Ella supo enseguida al ver la grabación que esto se debía al altercado que había tenido meses atrás con su médico. Devastada Ethel no podía creer la actitud de médicos y enfermeras que incluso llegaron a compararla con la protagonista de una película llamada Precious sobre una joven negra, obesa y pobre.

Ethel dice que sintió mucho racismo en los comentarios de las personas que la atendían y que esto es una actitud poco ética y profesional.

Ella decidió compartir su historia para que cosas como esta no volvieran a pasarle a otra persona. Pese a toda la desagradable situación, ella dice que no va a demandar al hospital o a los médicos pero lo único que quisiera es que estas personas se disculparan con ella por humillarla mientras se encontraba en una situación vulnerable durante la operación.

Si quieres saber más de la historia aquí te dejamos el video de lo ocurrido y las declaraciones de Ethel:

Anuncios