Luego que fueran lanzados señalamientos en redes sociales contra el teniente coronel Julián Leyzaola sobre una supuesta vinculación con Iván Riebeling, quien se autonombra defensor de derechos humanos y actualmente se encuentra en prisión preventiva, el candidato a la Alcaldía de Tijuana fue claro: “fue uno de los malandros que ya no alcancé a sacar de circulación en 2010”.

Al deslindarse de quien definió como un delincuente y enfermo mental, también apuntó en la necesidad de mantenerse alerta ante la oleada de campañas negras en su contra, pues, dijo, hay muchas personas interesadas en descalificar y manchar su reputación, la cual se ha caracterizado por la honestidad y lucha contra el crimen.

Por su parte, Héctor Cruz, coordinador de campaña, aclaró durante entrevista que “tanto la campaña como el propio Julián Leyzaola se deslindan al 100 por ciento de este personaje nefasto, quien ha agredido tanto a periodistas como policías, y ciudadanos que no piensan como el”.

Explicó que la foto utilizada ‘mañosamente’ como prueba de alguna relación se dio cuando el teniente coronel acudía a un clínica de rehabilitación física.

“Esta persona estuvo buscando la manera de tomarse una foto con él, estuvo insistiendo, hasta que alguien de la misma clínica le facilitó el acceso, y es cuando se coló para la foto”, aclaró.

Añadió que los señalamientos son “una mentira, una calumnia, y esta persona jamás estará vinculada ni con la campaña ni con el propio Julián Leyzaola”.

“Quienes los conocemos y sabemos de los altos estándares morales que tiene, estamos muy consientes de que jamás alguien como Iván Riebeling podría siquiera aspirar a ser parte su equipo”, concluyó.