En este intento de robo, la pistola despachadora de gasolina resultó más letal que el propio revólver del asaltante.

El delincuente lucha por su vida en un hospital de Brasil luego de que terminara envuelto en llamas cuando pretendía asaltar al dependiente de una gasolinera en la ciudad de Sao Joao de Meriti, al noreste de Río de Janeiro, informó el diario local O Globo.

Durante la disputa, el trabajador roció con gasolina al ladrón, quien lo amenazó con una pistola desde el interior de un automóvil que condujo hasta la estación de servicio para supuestamente cargar combustible.

Cuando el asaltante, bañado en gasolina, disparó su pistola contra el empleado, el chispazo del arma provocó un incendio que se propagó por todo el vehículo.

El agresor, identificado como Luis Romario Fernandes, sufrió quemaduras en más del 80 por ciento de su cuerpo y se encuentra internado en estado crítico.

De acuerdo con el reporte, Fernandes cuenta con antecedentes criminales por robo y tráfico de drogas.

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.